Consejos para viajar a Croacia

Croacia está considerado más bien, como un destino de verano. Aunque en realidad, puedes ir en cualquier época sin necesidad de hacer o visitar playas. Tiene aparte de sus playas, muchos lugares interesantes que están en la zona más interior del país, como la capital, Zagreb, o algunos parques nacionales muy valorados. El Parque Nacional de Los Lagos de Plitvice es uno de esos lugares. Este parque se puede visitar durante todo el año. Pero al ser de cascadas y del río Plitvice, la mejor temporada será la primavera cuando el caudal del río será de máxima explosión. En verano menos agua pero igualmente encantador. En invierno si tienes suerte de verlo nevado habrá que llevar cuidado cuando camines por las pasarelas. Es probable que incluso esté cerrado al público. Pero he visto alguna foto y también está precioso. Y en otoño debe ser lo más, pues todo el gran bosque de hayas que hay allí, se teñirán de multicolor para dar unas imágenes inolvidables.

Verano en Croacia

Si vas en verano, lógicamente querrás ver y disfrutar de sus cientos de playas. En verano puede llegar a los 40 grados de temperatura, así que procura llevar siempre un protector solar, gorra y/ o sombrero, o lo que prefieras.

No hay que olvidarse que la inmensa mayoría de playas son de piedras más o menos pequeñas, por lo que hay que llevar escarpines. Con ellos te aseguro que no tendrás mucho problema. Si olvidas llevarlos, te será fácil comprar unos en los sitios de playa, ya que encontrarás puestecitos y tiendas donde comprarte unos. Además de ser un pequeño paraíso para el snorkel, también podrás encontrar gafas, tubos y aletas para practicarlo.

Algo que se estila en la costa Croata, son las plataformas de cemento, construidas para salvar las piedras. Algunas tienes escalerita de acceso al agua y otras no. Suelen ser sitios tranquilos y le da un aire más señorial a los espacios para bañarse.

La gasolina es más barata que en España, y tanto carreteras como la autopista que recorre el país, están en muy buenas condiciones. Los pocos peajes que hay en la autopista también son más baratos que aquí en España. En cuanto a la señalización, decir que es impecable. Todo muy bien indicado para que no te pierdas. Además Croacia, tiene acuerdo con las compañías de España de telefonias, y así no tendrás problema de utilizar cualquier aplicación de mapas y demás.

A la hora de alquilar un coche, seguramente te pedirán una cantidad como fianza en tu tarjeta de crédito. Puede llegar hasta casi 1000 euros, que te serán devueltos al entregar el coche pasado el plazo de alquiler. Además si vas a cruzar la frontera a los países vecinos, o vas a ir a alguna isla, te cobrarán un suplemento por hacerlo, a la hora de devolver el coche. A nosotros nos pasó. Cobraron unos 70 euros por todos los días. En Sixt nos hicieron todo esto. en definitiva, si te empiezan a cobrar pluses de aquí y allá, que no te suene a chino.

Para desplazarte entre islas ya sea desde otra isla o tierra firme, tienes, sobre todo en verano, una gran diversidad de horarios. Fuera de temporada, desde octubre a mayo, hay mucho menos tráfico de embarcaciones así que tendrás que buscar en Internet horarios. Saber que si vas con coche, hay ferrys que van desde tierra firme hasta las islas. Pero si quieres ir desde una isla a otra, como mucho solo podrás ir en Catamarán sin coche. Si quieres llevar tu coche, habrás de volver a tierra para tomar otro ferry a la otra isla.

En el tema de comidas, decir que en Croacia la dieta podría decirse que es prácticamente igual que la mediterránea, así que no tendrás problema. Hay de todo y de todos precios. Pero cenar en un restaurante bonito en pleno centro de las ciudades no es demasiado caro. Una cenita de vez en cuando te gustará y lo agradecerás. Además, teniendo en cuenta que Croacia es el paraíso de los olivos, el aceite, el queso y el pescado, recomiendo ensaladas varias y pescado rico. El tomate me encantó.

Con respecto a los alojamientos, a la hora de buscar, te encontrarás con que hay muchísimo apartamento. Fíate totalmente, pues la mayoría están súper bien equipados, y no te faltará de nada. Los hoteles generalmente también están muy bien, como en todas partes. Nosotros en septiembre fuimos reservando casi día a día y no tuvimos problema. En julio y agosto será más complicado pues hay muchísimo más turismo. Si puedes reserva con anterioridad. Suelo reservar en Booking.

A la hora de comer, si estas en playa no te costará encontrar un chiringuito dónde comer algo. Los hay que solo sirven bebidas, no te confíes y pregunta primero.

Croacia, y su Costa en particular, disfruta de unos cielos azules libres de contaminación. Nosotros hacíamos playa por la mañana o visitas de parques, y por la tarde dedicamos el tiempo a ver las ciudades y pueblos. Tienen una luz especial y además podrás disfrutar de un atardecer precioso. En casi todas las ciudades tiene un fuerte (Fortica en croata) o algún mirador desde dónde se ve la ciudad entera para hacer fotos o ver cómo se esconde el sol. Desde las torres de las iglesias también puedes hacerlo. El único sitio que recomiendo estar a pie de mar es en Zadar. En la escalinata que tiene en el Órgano de Mar. Desde allí se disfruta del mejor atardecer del mundo. Jeje

Y por último, fíjate y déjate embaucar por los tejados rojizos de todas y cada una de las ciudades en Croacia. Son su seña de identidad. Y es un espectáculo que no verás en ningún otro sitio.

Visitar Croacia en temporada baja

Como destino de verano que es, si vas desde finales de septiembre hasta mayo, es posible que te encuentres muchos menos restaurantes abiertos y sobre todo chiringuitos de playa cerrados. No es lo mismo aunque eso hará que haya mucha menos gente y disfrutes más de la tranquilidad.

Imprescindible llevar en el equipaje

  1. Escarpines y material para el mar
  2. Ropa de abrigo para las noches
  3. Chubasquero
  4. Calzado de playa y de treking
  5. Protector solar
  6. Anti mosquitos
  7. Botiquín primeros auxilios
  8. Carnet internacional si sales a los países vecinos de Croacia
  9. Llevar tarjeta de crédito así como cash, no en todos los sitios permiten tarjeta.
  10. Mente abierta. La gente es muy hospitalaria y amable.

Y con todo esto solo tendrás que apreciar y disfrutar al máximo tu estancia en este maravilloso país. Déjate llevar.