Día 12. Alrededores de Cuzco – Ruinas de Pisaq

En el 2005 para visitar las ruinas incas que estaban a las afueras de Cuzco, lo podías hacer montado a caballo o andando. Tenías que comprar un multi boleto donde estaban incluidos todos los sitios a visitar. Valía la pena comprar el multi boleto para ver todo o casi todo alrededor de Cuzco. Por suerte en esa época, no estaba tan masificado ni de lejos. Así que reservamos unos caballos y nos lanzamos a descubrir las ruinas incas que estaban alrededor de Cuzco.

Recuerdo también que no encontramos a nadie visitando estas ruinas. Nunca entendí el porqué. Pues ahora te encuentras gente en todas partes. Incluso ahora hay una oficina de validación del boleto, en cada visita que se realiza, cosa que no había antes. Así pues podemos presumir de haber visto las ruinas alrededor de Cuzco completamente solos con los caballos y el guía de dichos caballos, que nos guiaba por donde teníamos que ir. Ahora ya no se ven con caballos, o vas en coche o en tour, pero caballos nada. Una pena.

Qué hay para ver alrededor de la ciudad de Cuzco?

  1. Quenquo
  2. Tambomachay
  3. Puka Pukara
  4. Sacsayhuaman – Cristo Blanco
  5. Ruinas Pisaq

1- Quenquo

No se se conoce muy bien la finalidad de este lugar. Se cree que era una especie de templo, donde se hacían sacrificios para los dioses. Es una formación de granito, con una zona laberíntica en su interior.

Hoy en día no sé se puede subir a la roca de granito y no podrás ver varios detalles que antes si se veían.

2- Tambomachay

Era un conjunto arquitectónico, por dónde se construyeron canales para dar paso al agua que caminantes de tierras lejanas repostaban, a su paso para llegar a Cuzco. Manantial de agua, que pasa por los cuatro niveles de su construcción.

Se conserva bastante bien.

Así como nosotros lo visitamos a solas en el 2005, ahora te puedes encontrar vendedores de ropa hecha con lana, y souvenirs varios. Todo cambia.

3- Puka Pukara

Se trata de una fortaleza creada para defender la ciudad de Cuzco, y dónde también se hacían cobros a viajeros a su paso por Puka Pukara. Servía de defensa y de temas administrativos. Hoy solo quedan muros aunque bien conservados.

Además desde aquí se ve un paisaje montañoso que bien vale la pena venir a ver.

4- Sacsayhuaman

La fortaleza en mayúsculas y uno de los sitios más interesantes que ver en los alrededores de Cuzco.

En su forma original, tenía forma de puma. Animal venerado dentro de la cultura inca. Os imagináis ver en su esplendor y que tenga forma de puma? Eso sí eran arquitectos. Mucho que aprender de los incas.

Fortaleza con muros que simulan animales como una llama

Piedras perfectamente talladas para un complejo en forma de puma, con diferentes niveles, donde se hacían espectáculos también, y dónde las clases estaban muy diferenciadas. Disponían de depósitos fluviales también. Y las vistas a la ciudad de Cuzco son maravillosas.

Desde Sacsayhuaman se puede divisar, el Cristo blanco. Construido no hace muchos años pero con vistas a Cuzco y situado sobre una colina.

5- Ruinas Pisaq

La antigua ciudad de Pisaq, está muy cerca de Cuzco y está situada entre montañas. La primera vez que las vi, me enamoré de este lugar, incluso casi nos gustó más que el propio Machu Picchu. Realmente no es tan impresionante, pero nos dieron una idea de la verdadera cultura inca.

Ahora se accede por otro sitio y han reconstruido varios edificios a la imagen y semejanza de cómo estaban en su momento de esplendor.

Los paisajes antes de entrar en la ciudad de Pisaq son de una belleza espectacular. Y ya cuando llegas te quedas boquiabierto y exclamando un wualaaaaaa!!!!!!

No recordaba tanta terraza ni tan reconstruido. Pero vale la pena verlo y mucho.

Una ciudad con sus terrazas para sus propios cultivos, y sus propios cementerios casi excavados en las rocas.

Un lugar mágico e increíble que no debe faltar en tus visitas programadas a los alrededores de Cuzco. Además, una vez sales de la antigua ciudad, puedes pasarte un rato por el mercado artesanal que encontrarás a los pies de la montaña.

Día 11 / Día 13