Día 11. Las Vegas – Death Valley – Visalia

Tras desayuno energético emprendimos marcha por carreteras infinitas con dirección a Death Valley. El valle de la muerte, donde existe uno de los puntos más caliente del planeta. No muy lejos de Las Vegas y desierto en estado puro. Recomendamos como ya habíamos leído llenar el depósito a tope, pues no hay muchas gasolineras en muuuchos kilómetros y no querrás quedarte tirado por esos parajes que aunque muy bellos….pero resultan cuanto menos como indica el nombre.

De camino nos encontramos con alguna zona donde pudimos ver el árbol típico de esta zona, the Joshua tree, que los mismísimos U2 dieron a conocer al resto del mundo mundial.

Son unos árboles peculiares que aguantan el calor como si fueran cactus. Y tienen esta forma tan peculiar. Puedes visitar el Joshua Tree Forest si tienes tiempo. Nosotros no lo hicimos pero vimos como eran estos árboles. Nos damos por satisfechos.

Seguimos por poco más de una hora hasta adentrarnos de lleno en Death Valley. Aquí se pueden ver muchos paisajes diferentes.

El primer punto que nos encontramos fue el Zabriskie Point. Un mirador desde el que puedes ver unas montañas de color amarillento, formando unas formas extrañas y de nuevo parecer que estás en otro planeta.

Aunque el valle de la muerte se llame así, hay que decir que está muy vivo en cuanto a gama de colores se refiere.

Continuamos ruta y nos dirigimos al Badwater Basin. Una superficie que se encuentra a 86 metros por debajo del nivel del mar. Y dónde se encuentre el punto más caliente del planeta. La temperatura más alta data de 1913 y llegó hasta los 57 grados centígrados. Nosotros no tuvimos la sensación de demasiado calor. Supongo que sería por ir en abril.

En Badwater Basin, una vez has aparcado el coche, te adentras en una lengua de sal que la puedes recorrer, y dónde puedes hacer una sesión de fotografías muy interesante. El paisaje es infinito y fabuloso.

Por suerte no hacía un sol radiante y se aguantaba mejor el clima extremo.

Cómo veis los colores son brutales. Aprovechamos para hacernos una sesión al más puro estilo de top models. Jajaja.

Y tras esta frikada, continuamos ruta hasta el siguiente punto. Artist Palette. Se trata de unas montañas donde se pueden ver como si de una mancha se tratara, de muchos colores pareciéndose a la paleta de un artista.

Cómo pintor que me gustaría ser, no quise perdermelo. Esta en una carretera con forma circular que sale de la principal. Indicado. No tiene pérdida. El sol iba apareciendo y se notaba más calor. Muy cerca de aquí puedes hacer un trail entre un pequeño cañón que si la temperatura tenlo permite, se puede hacer fácilmente. El Golden Canyon Trail. Por el que continuarás contin multitud de montañas y colores para hartarte.

Al lado del hotel habíamos comprado algo de comida y bebida para llevar. Y ya iba siendo hora de comer algo. Así que paramos en el siguiente punto, y tras aparcar, nos comimos unos sándwiches antes de continuar.

Estábamos en Mesquite Flat Sand Dunes. Un paisaje de dunas espectacular y grandioso. Infinito y frágil a la vez.

Un lugar muy fotogénico donde perderte literalmente si te da por empezar a andar. Ni lo intentes…jeje

A partir de aquí solo nos quedaba pasar por la última parte del parque nacional y conducir unas cuantas horas hasta llegar a Visalia para hacer noche. Así que emprendimos ruta por la depresión de Death Valley, donde solo se veían arbustos secos y un calor que empezaba a ser fuerte. Hasta que de repente….parad! Parad! Había un coche parado fuera del camino y una coyote embarazada posando para ser fotografiada.

Qué placer para los sentidos verla a la pobrecita! No sé si tendría mucho para comer. Y si tenía más familia cerca. Asi que le hicimos fotos sin salir del coche, y fue el momentazo del día. Poco más adelante íbamos a despedirnos de Death Valley con una última foto de uno de los lugares más extraños y mágicos que he visto en mi vida.

Y poco a poco fue anocheciendo, hasta que finalmente llegamos a Visalia. Una pequeña población que nos haría de parada para el día siguiente. Si buscas un restaurante a eso de las 10 de la noche, no lo vas a encontrar. En el hotel que estábamos nos dijeron que solo podríamos ir a una zona donde había burguer King, MC Donald’s y varios de fast food. Así que volvimos a comer algo rápido y a dormir.

Día 10 / Día 12