Día 4. Gran Cañón de Colorado-Monument Valley.

Nos levantamos temprano y desayunamos un desayuno express que no hubiese comido ni en mis peores sueños. Dejamos Flagtaff y volvimos al gran Cañón, para seguir visitando otros miradores. Cómo Como ya dije, las diferentes áreas de Gran Cañón, se pueden visitar con transporte propio o un pequeño tren turístico que va pasando por todas las zonas. Así que si te apetece, puedes ir andando de una zona a otra para luego volver al lugar donde tienes el coche, en tren.

Nosotros empezamos por uno, y tras ver el paisaje desde los miradores, decidimos andar unos 4 kilómetros hasta el siguiente punto.

Una nueva emoción nos consumió al ver toda la grandeza del cañón. Y tras alguna foto, fuimos por el camino de 4 kilómetros, fotografiando y disfrutando del paisaje.

Es impresionante la gama de colores que nos ofrecen los diferentes estratos y capas sedimentados a lo largo de millones de años.

Al acabar la ruta que hicimos, llegamos a la village de Gran Cañón, donde puedes comprar souvenirs, y tomarte algo. Y de allí nos fuimos en dirección a Monument Valley. Al poco de estar conduciendo, vimos un sitio que lo llevaban los indios navajos donde al parecer había unas vistas menos explotadas del cañón.

Y ya continuamos ruta. Nos esperaban unas horas a pleno sol. Y tras comer algo de nuevo en una gasolinera fuimos llegando a un paisaje donde predominaban pequeñas montañas solitarias. Era el preludio de lo que nos íbamos a encontrar.

Una recta kilométrica donde al final de veía una montaña que podría ser una de Monument Valley. Este parque nacional es conocido por haber sido escenario en multitud de películas, desde La Diligencia de John Ford hasta Forrest Gump. Esta en pleno desierto y poca gente vive en sus cercanías. Justo en el parque hay dos hoteles donde puedes alojarte. Uno es el The View Hotel. El precio es algo caro, pero como su nombre dice, todas las habitaciones tienes la vista a lo que todos hemos visto cuando éramos pequeños.

El otro hotel, en el cual nos alojamos, es el Goulding,s Lodge. No tiene las mismas vistas pero es encantador. Reservamos este último pues cuando quisimos reservar el The View, ya estaba agotado. Vimos que el Goulding,s Lodge está un poco más retirado pero al lado del parque nacional. Si no es en ninguno de estos dos hoteles, tendrás que ir a una población a unos kilómetros de allí para alojarte. El Goulding,s Lodge está compuesto de un edificio con habitaciones y luego una parte más abajo llena de pequeños bungalows, donde puedes aparcar tu coche y ver la silueta de Monument Valley que resulta también muy bonita. Lo vimos al amanecer y nos maravilló.

Una vez dejamos las cosas en la habitación, fuimos a ver si aún podíamos entrar en el parque nacional, pero ya estaba a punto de cerrar. Así que recorrimos la parte que se puede ver por una carretera más elevada, que pasa por otras formaciones rocosas que dan el nombre al valle.

A punto de esconderse el sol, nos acercamos al hotel The View, donde encontramos una tienda con souvenirs y bebidas, donde podías comprar una cerveza y tomarla en un balcón con las mismas vistas que las habitaciones del hotel. Y eso hicimos.

Así que si no quieres pagar tanto y disponer de las mismas vistas tomando algo, recomiendo el hotel donde estuvimos, que es algo más barato y dispones de un restaurante donde poder comer o cenar algo, a parte del desayuno. Y no estaba nada mal de precio. Cenamos allí y a dormir. Al día siguiente veríamos amanecer desde la habitación y aún tendríamos tiempo para ir a ver el famoso Forrest Gump point. Después tendríamos que salir hacia Antelope Canyon donde teníamos reserva a las 10.45 de la mañana para verlo.

Día 3 / Día 5