Día 9. Moab – Arches National Park – Moab

Hoy visitaremos el Arches National Park, el parque nacional donde más arcos de piedra naturales hay de todo el mundo. Se forman por erosión y desprendimientos de trozos hasta forma un arco. Aquí parece que se concentran el mayor número de ellos. Es tan importante en Utah, que hasta las matrículas llevan uno de ellos impresionadas.

Tha Arques, se encuentra al ladito mismo de Moab. Así que en 5 minutos empezamos a ascender por una carretera que nos llevaba a la entrada del parque. Este recorrido se hace con vehículo. Y si vas siguiendo las indicaciones, podrás ver prácticamente todos los arcos y demás formaciones rocosas. No teníamos previsto de antemano, pasarnos por aquí, pero lo vi anunciado en muchos libros que fui viendo y pensé que valía la pena visitarlo. Además está considerado como uno de los más importantes de Utah y de la costa oeste.

Así que empezamos el recorrido con nuestro coche por la carretera principal que te va llevando a los diferentes miradores. Y una vez en cada mirador, dependerá de ti si quieres hacer un pequeño recorrido para ver cada monumento de cerca o no. Y lo primero con lo que nos encontramos en con Park Avenue. Llamado así por su parecido a la calle de Nueva York.

Recuerda que puedes bajar por un camino y admirarlo desde abajo. Nosotros por tiempo no lo hicimos.

La siguiente parada fue el mirador de Balanced Rock. Construcción que podría desmoronarse en cualquier momento pero que ahí está. Sucumbiendo a los vientos.

La siguiente parada nos llevó hasta el Double Arch. Como su nombre indica, se trata de una enorme roca donde se han construido dos arcos. El tamaño es tan impresionante que hasta que no lo ves no aprecias su tamaño. Lágrimas de emoción al estar debajo. No puedo decir más.

Mirad el tamaño de las personitas abajo. A qué es impresionante?

Justo al otro lado del parking, encontramos el North and South Window. Comparado con el Doble Arch es mucho más pequeño pero tiene su encanto.

Es precioso ver el color rojizo de estas formaciones.

Continuando la carretera central, irás viendo más paradas para ver más arcos. Una de ellas, tras dejar el coche, pasas por un estrecho camino y llegas a un arco pequeño pero precioso en ubicación. Es el Sand Dune Arch, llamado así por estr esculpido sobre dunas, que al final es lo que le da la gracia. Fotográficamente es un rincón muy especial.

Desde esta parada nos dirigimos caminando hasta otro arco, disfrutando del paisaje.

Otro de los arcos más importantes del parque es el Landscape Arch. El arco más largo del mundo. Hay un camino por donde podrás pasar para admirarlo pero no se puede llegar hasta su base. Tendrás que conformarte con verlo desde este pequeño camino.

Da la sensación de que puede romperse en cualquier momento.

Y sin duda, el arco más visitado del Arches National Park, es sin duda el Delicated Arch.

Dicen que la mejor hora para verlo es por la tarde. Hay dos maneras de verlo, desde abajo donde esta el parking, y la opción mejor, subir hasta arriba para verlo de cerca. Tras unas dos millas y media llegas a la base del arco. Bien merece la pena. Y no lo olvidarás fácilmente pues es el arco que aparece en todas las matrículas de Utah, como ya he mencionado al principio.

Todos los arcos tienen su qué. Pero ya he nombrado los más importantes. Los que sí o sí has de ver en la visita a este parque. Pero aún tuvimos tiempo de ver más arcos. Aquí os dejo con una selección de otros arcos y paisajes que podéis ver en este maravilloso parque.

Y así, empleamos toda una mañana en ver esta maravilla paisajística. De regreso decidimos descansar y tomarnos la tarde libre. Yo aproveché para darme un baño en la piscina del hotel Bowen y luego visitamos el pueblo de Moab. No es muy grande pero está lleno de tiendas donde comprar de todo tipo de camisetas y souvenirs varios. Cena en un restaurante que vimos al pasar y a descansar.

Día 8 / Día 10