Día 13. Galle

Galle en una ciudad colonial, muy bien cuidada y con un encanto al colonialismo inglés y holandés. La parte antigua está ubicada dentro de los muros del que en su día fue un fuerte de defensa y que a día de hoy, aún se mantiene en bastante buen estado. Salimos de Unawatuna por la mañana dispuestos a pasar el día. Por si acaso y ya que el sol nos alumbró, nos llevamos bañador, pues está a orillas del mar. La ciudad de Galle se encuentra a 10 minutos en tuk tuk desde Unawatuna. Así que en un plis, llegamos. Nos dejó en una de las entradas al fuerte.

No teníamos plano ni nada, así que nos pusimos a callejear sin más, adentrándonos en sus coloridas y geométricas calles.

En Galle puedes encontrar alguna iglesia, mezquita, museos, restaurante y tiendas que nada tienen que envidiar muchas tiendas de aquí. De todo el recorrido que hicimos por Sri Lanka esta es la ciudad más europea de todas. El resto de ciudades son todas iguales, con su calle principal y templos varios. Por Galle han pasado portugueses, holandeses y finalmente ingleses. Así que las diferentes arquitecturas que verás, son propias de cada una de estas colonias.

Callejeando llegas a los extremos y en consecuencia a los muros del fuerte. Y lo primero que vimos fue el famoso Faro de Galle.

Es la foto típica de esta ciudad y con vistas al mar, como todos los faros. Estaba situado justo encima de una playita que nos pareció idílica, y aprovechando que no había casi nadie, decidimos pegarnos un baño.

Mientras estábamos en el agua pudimos ver la sombra de una tortuga q seguía la corriente fuerte de agua que había.

Tras secarnos un poco continuamos recorrido por encima de los muros, bordeando la ciudad antigua de Galle. La verdad es que nos impresionó el gran tamaño de la fortificación. Y en un momento divisé unos peces que me sorprendieron del tamaño, y Manu que sabe mucho de animales dijo que eran pequeños tiburones. Dios!!!!! A pocos metros de donde nos habíamos estado bañando. Jajaja. Así que si os bañais aquí id con mucha precaución.

Fuimos caminando hasta la gran torre del reloj. Una torre alta con el reloj arriba y esculturas de la época esplendorosa del fuerte de Galle.

Continuamos de nuevo callejeando y haciendo algo de shopping. Después buscamos un restaurante para comer algo, q nos pareció una maravilla. No recuerdo el nombre, pero hay mucha oferta de restaurantes y seguro que en todos se come muy bien. Nosotros lo hicimos. Estábamos apurando las últimas horas del viaje y una cierta tristeza se nos iba apoderando. Al día siguiente ya volvíamos para Barcelona. Pero antes de irnos aún tuvimos tiempo para hacer alguna foto más.

Los sitios más importantes que visitar en Galle son los siguientes.

Torre del reloj. Iglesia holandesa. Museo nacional de arqueología marítima. Museo de la mansión histórica. Iglesia de todos los santos. Faro de Galle. Árbol bo.

Día 12 // Día 14