SRI LANKA

Sri Lanka o la perla del Índico como la llaman, es una isla muy verde, llena de selvas y animales, de pequeños pueblos y gente amable. Es como un apéndice de India, pero con su propia cultura y personalidad. Si has elegido este país para perderte por él y disfrutar de sus maravillas, te lo recomiendo mucho y por varias razones. Primero de todo decir que no es un país muy caro. Su infraestructura en hoteles, carreteras y trenes es muy buena y puedes moverte por el país de muchas formas sin problemas. La amabilidad de sus gentes, harán que te sientas cómodo y relajado. La comida es variada y sabrosa, y no tendrás problemas para encontrar algún sitio donde comer y beber cualquier cosa.

Es un país que ofrece muchas posibilidades de viaje. Desde hacer playas para nadar o hacer cualquier actividad marina a realizar trekings por la zona de montañas. También tienes la posibilidad de ver cientos de animales ya sea haciendo safáris o avistamientos de ballenas y delfines o de cualquier especie marina.

También puedes hacer rutas culturales por ciudades antiguas, que en su momento tuvieron su gran esplendor y que ahora se visitan los restos conservados en su lugar de origen. Pueblos tradicionales junto a urbes más modernas donde ver los contrastes de esta isla. Su cultura milenaria, hará que te dejes sorprender por sus templos, esculturas y arquitectura. Y si prefieres empaparte de unos paisaje fabulosos, aquí los podrás encontrar a cada kilómetro que recorras.

Viajaremos por el triángulo cultural, para empezar, donde veremos las antiguas ciudades de Anuradhapura, Polonnaruva y Sigiriya. Descubriremos los templos de Dambulla y nos adentraremos en las tierras altas visitando Kandy y llegando en tren hasta Ella. Después haremos safaris en Yala National Park y acabaremos haciendo algo de relax en las playas del sur de Sri Lanka. Quieres descubrir las maravillas de este país? Descubre lo que hicimos día tras día.

Día 1 // Lo mejor de Sri Lanka